Inicio manteca de palma

Tags

by Zaragoza Online

manteca de palma

Helados

Manteca de Palma en la elaboración de Helados

 

 

Dentro de las grasas comestibles de origen vegetal, las más utilizadas en los helados son:

- Manteca de coco

- Manteca de palma

- Manteca de cacao

- Mezcla de varias de ellas

En el caso de la manteca de palma, es extraída de la pulpa del fruto de la palma africana y es una masa de consistencia pastosa o fluida, según la temperatura ambiente, de color amarillo rojizo, con sabor agradable y suave

Las grasa, como ya se mencionó anteriormente, dan una textura suave al helado, mejora apreciablemente el sabor y aporta energía. La sustitución de la grasa láctea por grasas de otros orígenes no influye apenas en la calidad del helado, provocando solo ligeras variaciones en el color y sabor que pueden ser fácilmente corregidas con la adición de aromas y colorantes adecuados. Los helados hechos con grasas vegetales son de menor coste y se debe hacer constar en su envase que son “helados de grasa vegetal”.

 

Helados

Historia de los Helados

 

 

Los helados son una mezcla de leche, derivados lácteos y otros productos alimenticios cuyo origen se remonta a China y otras regiones asiáticas, mucho antes de la era cristiana, donde se tomaban bebidas enfriadas con nieve. Además se enfriaban postres generalmente dulces con hielo picado.

 

Existen versiones que indican que Marco Polo en su famoso viaje al Oriente trajo una bebida compuesta por zumos de frutas y el agregado de hielo picado o nieve, estas bebidas tomaron popularidad rápidamente, evolucionaron y son los actuales granizados.

 

Otra versión habla que durante la invasión árabe a Europa, éstos introducen un producto llamado “Scherbet”, que significa Dulce Nieve.

 

En Sicilia, con la llegada de los árabes, el sorbete helado se popularizó ya que existían las dos materias primas necesarias: zumos de frutas y nieve del monte Etna. De aquí se extendió por toda Europa.

 

En el siglo XV renace el helado gracias a la difusión de un artista, Bernardo Buontalenti, quien en los banquetes ofrecidos a sus visitantes presentaba unos helados elaborados con nata, frutas, dulces, aromas, huevos y nieve. Este tipo de helado se conoció rápidamente en toda Europa.

 

En el siglo XVII, también en Sicilia, se introducen varias novedades en la preparación con la incorporación de azúcar y la adición de sal al hielo utilizado de modo de prolongar su vida útil.

 

Con esta modificación comenzó también la venta masiva al público, sentando las bases para la aparición de las modernas heladerías.

 

En el siglo XIX, el helado llega a los EE.UU., siendo uno de los países de mayor consumo mundial. En el año 1850 Jacob Fussell comenzó la fabricación industrial de helados en este país.

 

Banner